Los terapeutas recomiendan tomar vino un par de veces a la semana

Ya se ha dicho en el tratamiento dependencias, que una cosa es beber demasiado y sin control y otra bien diferente es tomar algún sorbo de vino de vez en cuando, no para ahogar las penas, sino para tomar energía y coger fuerza.

Aunque parezca increíble, los terapeutas recomiendan tomar vino par de veces a la semana, ello actúa como control en los tratamientos de aquellas personas que asisten a las consultas por alguna dependencia, ya sea al alcohol, o algún otro derivado.

Poder beber solo un poco, y parar cuando uno lo desee es vital, de lo contrario las personas de vuelven alcohólicas, y lo peor es que ni siquiera comprenden que lo son, y mucho menos que necesiten ayuda.

Quien ya está en ese estado no se percata de que necesita la colaboración de un especialista y es ahí donde comienzan los verdaderos problemas, pues se pierden las amistades, el trabajo, en muchas ocasiones la familia, el trabajo… pero también se pierde la autoestima, el respeto, el cariño de las personas para las que somos importantes, y uno pasa a convertirse en un problema social.

Es por ello que lo mejor es tomar, tal y como indican los terapeutas, apenas un vinito algunos días de la semana, si la ocasión es especial, lo merece más.