Un Puff y una copa de vino: La combinación perfecta para las tardes veraniegas

Imagina durante esas tardes veraniegas, cuando el calor te agobia, poder sentarte en un cómodo mueble en la terraza de tu casa y degustar una copa de vino fría. Un Puff es ideal para este escenario. Estos muebles son ideales para espacios exteriores como jardines o terrazas, aunque también son perfectos para pisos de estudiantes, cuartos infantiles y apartamentos pequeños.

Las ventajas de estos muebles están dadas por su diseño y composición. Los pufs son asientos compuestos por un relleno de material blando, que se cubre con una tela rígida que puede ser de cuero, tela, plástico u otros materiales. El relleno se compone de trozos de poliestireno, lo que lo hace adaptable a diversos espacios y usos. Cuando lo miras parece un gran almohadón, pues no tiene patas ni espaldar, por lo que toda su base reposa sobre el suelo.

Los pufs suelen ser redondos, pero también los puedes encontrar cuadrados, ovalados, en forma de sillón, etc. Los hay de diversos diseños y colores, desde los lisos hasta los muy llamativos, incluso, puedes personalizarlos.

En fin, que se trata de un mueble cómodo y muy versátil, ideal para las tardes de verano.