¿Te gustaría probar el solomillo?

¿Te gustaría probar el solomillo? De los restaurantes Casa Carmen. Este es uno de los mejores que he probado acompañado de un buen vino, tanto que me impulsó a buscar varias rectas del plato.

 

 

Existen varias formas de preparar el solomillo, como el Chateaubriand. Este es un filete grueso que da generalmente para dos raciones. Debe su nombre al famoso literato y prohombre francés que utilizaba esa parte del solomillo para una receta de su invención.

También está el Turnedó, tournedó, filete grueso en forma cilíndrica, cortado en el corazón de la pieza. Es famosa la receta de turnedó Rossini, que debe su nombre al músico Gioacchino Rossini.

 

En Francia existen muchas recetas de tournedós, pero en general el turnedó se prepara tradicionalmente salteándolo rápidamente en una sartén con o ninguna materia grasa, y en caso de usarla suele ser en general tan sólo un poco de mantequilla. También puede hacerse, aunque no es tan habitual, a la parrilla o a la brasa.

 

Uno de los más internacionalmente conocido es el filet mignon o filete miñón. Es la parte extrema y más delgada del solomillo; de ahí mignon literalmente, bonito. Un modo de cocinar ese extremo del solomillo es partirlo longiditunalmente en dos partes, sin llegar a separarlas completamente, como si se tratase de un pescado a la espalda.